lunes, 10 de noviembre de 2014

BEHOBIA SS 2014 CON EL RETO DRAVET


El de ayer fue el día perfecto, en todos los sentidos. Un día de esos que te llena los sentidos y energía para mucho tiempo.  

La verdad es que cuando me fui a inscribir este año en la Behobia me lo pensé, mucho dinero por una carrera. Pero es que lo que vives en esta carrera no te lo da ninguna otra. Miles y miles de personas volcadas con los corredores, animando sin parar durante todo el recorrido. ¿Podía ser más barata? sin duda....Pero de cuanto dinero estamos hablando...¿de 15 euros? ¿Merece la pena pagar 15 euros? Para mi sin dudarlo si....Otros se van a NYC para vivir un maratón espectacular, le Behobia es mi NYC

Y si a ese público le sumas el reencuentro con la gente con la que trabajé años atrás "el foro" y toda la previa y con los de Reto Dravet te sale un día de diez.

Además tuvimos mucha suerte con el tiempo. Anunciaban bastante lluvia y por una vez las previsiones se equivocaron y para bien. Y menos mal....digo esto porque el el chino al que fui para comprar un chubasquero de usar y tirar me dio uno infantil (el vendedor me aseguró que con ese me llegaba de sobra) que casi no tenía mangas y me llegaba por la cintura...menos mal que no llovió que sino ahí estaba hoy reclamando mi pasta.

Hoy tocaría hacer una larga crónica con uno de los mejores día de running del año pero....salgo de viaje y la crónica larga con las fotos y muchos sentimientos tendrán que esperar a la semana que viene.

Pero hay ciertas cosas que no se pueden posponer. Mil no, millones de gracias a toda ese gente que nos animó durante la carrera. La Behobia-SS no es una carrera, es una experiencia que hay que vivir y que engancha. 

Me quedo con las risas en el tren y en los momentos antes con Albert, Joan, Carles, Iñigo, Pachi, Juantxo

Me quedo con las fotos del Reto Dravet, el año pasado no llegué a la foto y este año creo que salgo en todas. Qué ambientazo con Novatillo, Novatilla, Alex, Javier, #las muetasquecorren..

Me quedo con los ánimos de las familias Dravet durante el recorrido, sin lugar a dudas los mejores ánimos durante la carrera. Una pasada. Los luchadores y de verdad son ellos. Gracias familias, gracias Félix por ser el mejor animador de la carrera con diferencia.

Me quedo con los ánimos de Igor y Naiara el la última rotonda, no saben lo bien que vinieron y cuanto los necesitaba para ese último sprint.

Me quedo con el ambientazo en la sociedad de todos mis amigos y amigas del "foro", una pena este año no poder quedarme a la comida, el año que viene no falto.

Me quedo con la foto con Miguel Ángel, del blog Otro loco que corre, al que conozco digitalmente desde hace tiempo y al que por fin pongo cara, un gran corredor de montaña.

¿Y la carrera? una lucha contrarreloj desde el primer kilómetro. Hace como un mes creía posible hacer 1h30 pero los últimos entrenos que había hecho me decía que esa marca estaba un poco lejos.  Por poner un ejemplo, las últimas series de 1000 me estaban saliendo a 4:25....si casi no podía bajar de 4:25 en solo mil metros ¿como soñar hacer 20 km a 4:30?.Me faltaban unos cuantos segundos descontando ya ese plus que solemos tener el día de la carrera. Además mis entrenamientos para la Behobia han consistido en un día de series a la semana, nada más...El domingo pasado me fui al monte con Javier e hicimos 20km y +900 y el martes pasado me fui a Ezkaba

Pero había que intentarlo, mi idea era ver que tal salían los primeros km. Se dio la salida y....4:26,4:31,4:32....tiempos buenos para ser los primeros km la cosa no pintaba nada mal...Los siguientes dos km a 4:23 y ahí ya decido lanzarme con todo el equipo, hasta dónde llegue.

A partir de ahi una constante lucha. Con cada kilómetro añadía o restaba algún segundo al colchón. En el km 10 la cosa estaba más o menos a la par y en el 17 iba con unos 35 segundos de retraso. Tocaba apretar en esos tres kilómetros cuesta abajo. El último km en la recta del cursal eterno viendo como se acercaba el 29 y no llegaba la meta. El último km lo hice a 4:04. En algún momento pensé...vaya tontería, que más dará 1h29 y algo que 1h30 y algo....pero no es lo mismo y toda mi lucha en la carrera era por estar por debajo de la 1h30. ¡¡¡¡Al final 1h29'19"!!! Cinco minutos menos del tiempo del año pasado que ya para mi fue todo un logro.

Muy muy contento, la guinda a un día genial. Hace no mucho tiempo fue todo logro conseguir correr una Behobia a 5 min/km. Lo de ayer es una marca que nunca creí que pudiera alcanzar.Ya tengo mi marca y el año que viene me gustaría disfrutar un poco más de la carrera.

Un abrazo

viernes, 10 de octubre de 2014

RONCESVALLES - ZUBIRI 2014

Como cambian los tiempos. Me acuerdo que hace cinco años con mi primera  Roncesvalles - Zubiri la carrera era el centro de todo mi universo los días previos. Planificar bien los entrenamientos, la cena de pasta del día anterior, casi no dormir con los nervios, planificar los avituallamientos etc.

Con el paso del tiempo las cosas cambian, este año no hubo pasta-party la noche anterior sino que mi mujer me preparó una deliciosa parrillada de verduras y mi carga de hidratos consistió en una pantera rosa que me zampé a media tarde. Dormí bien, sin nervios y lo más bonito sin duda fue la tarde previa que pasé en Zubiri con mis hijos saludando a gente, la llegada a meta con los hijos y la comida popular en frontón.

¿Y la a carrera? bien gracias ,-)

La carrera sigue siendo una carrera bonita, pero creo que ha ido perdiendo algo de encanto. Este año aparte de la novedad de los primeros kilómetros por la carretera nos hemos encontrado que en unos preciosos altos han abierto un camino de tierra prensada con máquina de dos o tres metros de ancho por dónde antes iba el típico sendero de montaña por el que había que ir en fila de a uno o sino arriesgarte a ir por fuera.

Son ya muchos kilómetros de asfalto o pavimento que no hacen sino que la carrera sea cada vez más y más rápida. Ya de la primera edición a la tercera o así se pavimentó una buena parte del camino que era en cuesta abajo en mitad del monte. De todas formas, para el que no haya corrido nunca esta carrera se la recomiendo, mejor esto que nada. El ambiente es increíble y la organización perfecta. Es una carrera ideal para alojarte el fin de semana por la zona y desplazarte con toda la familia. En Zubiri hay todo tipo de actividades para los más pequeños y si ellos lo pasan bien los padres estamos contentos.

El día comienza como todos los años, viaje en mi coche a Zubiri con Juanjo y José Cruz. Dejamos el coche en casa de Begoña e Iñaki, nuestros anfitriones en Zubiri. Todo son risas y bromas a cuenta de la carrera.

Con Iñaki y Juanjo después de la carrera

La subida a Roncesvalles con algún apuro por el tráfico que había, como se iba a cortar un buen trozo de carretera este año había más jaleo y llegamos solo diez minutos antes de la salida. Otro año más que no llegué a la foto del Reto Dravet. El tiempo en Roncesvalles justito....chirimiri, unos 8 grados, niebla....lo ideal para que desees empezar a correr y entrar en calor.

 Aurresku y salida en plan manada de búfalos en una estampida ......impresionante.... es inevitable contagiarse de la locura colectiva y cuando veo el ritmo del primer km alucino ¡¡ 3:57 min/km !! ¡¡Ostia Jero que estos no son tus ritmos !! pero me hago un poco el loco a mis mismas palabras y el segundo km cae a 4:06...4:20...4:30...4:53...4:49..Se inician las primeras cuestas.

Aparte del ritmo infernal no paro de saludar conocidos, unos que me pasan diciendo aupa Jero y a otros que paso y voy saludando y cruzando alguna que otra palabra de ánimo. En ese sentido es como correr en casa.

Llego al kilómetro 11 y la sensación es que voy fundido....es decir de aquí en adelante solo me queda sobrevivir como pueda a la carrera. Para todos aquellos que no conozcan esta carrera os diré que a partir del 12 km -13 es cuando empieza la verdadera fiesta de esta carrera...quedan por delante casi todas las cuestas y la bajada final dónde tiene que llegar con fuerzas o lo pasarás mal.

Llega la temida subida de Lintzoain....ya el año pasado me pareció que era mucho más corta de lo que me había parecido los primeros años y este año todavía me ha parecido aún más corta, nada que ver con las cuestas de Ezkaba dónde suelo ir. De hecho este año me había puesto como reto intentar subirla corriendo.....igual hasta me costaba más que andando pero era todo un desafío por todo lo que ha significado esta cuesta en los años anteriores. Subí unos metros corriendo pero el llegar sin fuerzas hizo que no pudiera ser este año.

Como anécdota me pasé media carrera adelantando a Juanjo y siendo adelantado por él...un continuo venga Juanjo vete tú o vete Jero que yo me quedo...

Este año mejoré los parciales en casi todos los kilómetros pero en tres de los últimos kilómetros finales fue mejor el paso del año anterior. Digamos que a los kilómetros finales llegué después del paso por el picador y el tercio de banderillas....Fue un continuo pasarme corredores  y oír aupa Jero.... adelanté a alguno pero los menos. Una pena porque suelen ser las sensaciones finales las que guardamos en la memoria.

En los último kilómetros solo tenía una idea en la cabeza....mi mujer iba a estar unos metros antes de la llegada y me iba a dar a mis hijos. Algo habitual en la mayoría de las carreras y que habréis experimentado la mayoría de corredores que sois padres, pero yo nunca había entrado en ninguna meta con mis hijos. Mi hija Nora que va a a cumplir 6 años siempre ha sido muy tímida para estas cosas y mi hijo Aitor era pequeño. 

Pero este año con eso de que iba a llevar a Aitor en brazos mi hija se había animado también y ese fue mi único pensamiento en esos kilómetros finales de bajada hasta Zubiri...... Se empieza a oír la megafonía, aprieto un poco y al final localizo a mi mujer...mi hija de la mano y mi hijo Aitor en brazos...¡¡no puede haber mayor felicidad !!

Al final llego justo justo, mi hijo pesa más de 15 kilos y llevarlo solo con una mano ha costado lo suyo. Tiempo 1h44'13"....mejor tiempo que el año pasado pero que con el tiempo de recorrido se queda a la par.

Por un lado contento, el año pasado estaba preparando el maratón de Donosti y en septiembre de 2013 corrí 55 kilómetros más que este año. Por otro lado descontento por como fue la carrera, por las sensaciones. Fui claramente de más a menos y la sensación esa de acabar fundido que había conocido otros años no me gustó nada comparada con la forma de acabar el año pasado. Cuando pruebas el caviar quieres caviar todos los años....

El ganador masculino fue Antonio Echeberria que batió el record de la prueba, paró el crono en 1h 12'...alucinante !! Laura Sola fue la primera clasificada en categoría femenina con un tiempo de 1h 27'

Una vez en la meta te vas encontrando con todos los amigos y conocidos que han hecho la carrera, cada uno con su historia aunque la verdad este año casi todo el mundo se ha marcado unos carrerones.

Me había apostado unas cervezas con un grupillo de amigos, el último del grupo pagaba unas cervezas y resulta que voy a ser yo...Eneko se marco un carrerón 1h36 min, Jorge 1h41 y Félix un poco antes que yo así que queda una ronda o dos pendiente de mi parte.

Después reunión en casa de Bego e Iñaki con las familias y la sorpresa de encontrar a Javier con la suya de visita por Zubiri, las risas de rigor y las bromas, la ducha (que gusto eso de ducharte enseguida sin esperar) y por último la comida popular dónde los hijos disfrutaron mucho

Para los que no hayan corrido nunca esta carera y piensen correrla casi les diría que se olviden de entrenar cuestas, que la entrenen como un media lisa porque menos en unos pocos kilómetros en el resto se va muy deprisa.

Si la Roncesvalles - Zubiri fuera solo la carrera tengo claro que el año que viene no la correría de nuevo. Pero la gente con la que voy, las risas de camino a la salida o en la llegada, lo bien que lo pasan los hijos hacen que sea algo más que una carrera y por lo que lo más seguro estaré ahi de nuevo en la salida 

Lo que pesa ya el enano.....Foto del Diario de Navarra

Lo mejor del día......vamos Nora !!!!!! Foto RockThe Sport
Próxima estación..... Behobia