jueves, 21 de mayo de 2015

TERMINAR A LA PATA COJA....

A veces la vida resulta cuando menos curiosa, cuando todo va bien y ves que tienes ahí al alcance de la mano un gran objetivo que te habías marcado......
.......y pasa algo que trastoca todos los planes.

Eso ocurrió el martes. Salí del Club Natación con intención de subir Ezkaba por carretera, unos 20 km. La subida fue bien, sin problemas.....a un ritmo tranquilo y la bajada quería hacerla igual.

A los dos kilómetros o así de bajar empiezo a sentir un dolor en la zona de la rodilla derecha, en la parte externa... Al principió pensé que sería uno de esos dolores pasajeros que de vez en cuando nos viene.

Pero el dolor siguió ahí y se fue incrementando poco a poco.. Empiezas a pensar, joder esto no me puede estar pasando ahora...Recuerdo haber pensado a dos km para llegar a Artica que si fuera un día normal pararía en ese momento y volvería a casa andando, pero a las 6 tenía que recoger a mi hija en el cole y si echaba a andar no llegaba., tocaba seguir corriendo.

Así que seguí como pude y eso que parecía que a ratos la pierna se quedaba como bloqueada.

Al final y cuando quedaba algo menos de un kilómetro para llegar al club paré e hice el resto del camino andando con dolor.

Lo bueno es que tenía para ese día cita con David Hermoso de Mendoza y sus mágicas manos. Me preguntó si me había dolido antes y le dije que no. Pero luego recordando el sábado al terminar empecé a notar molestias en esa zona pero lo achaqué a la salida 18km y +850 mts... Lo inteligente después de esto hubiera sido una salida por llano pero.....Muchas veces lo inteligente y yo estamos reñidos.

El dolor no sólo estaba en la zona de la rodilla sino en la zona anterior (muslo) y lateral...muchos puntos de dolor que hicieron que se tuviera que empelar a fondo con esa pierna y viera alguna estrella. Como estaría el tema que no le dio tiempo a hacer nada de rodilla para abajo en ninguna de las dos piernas.

El término técnico es sobrecarga del vasto externo y fascia lata.

¿Y ahora qué?

El miércoles al ir al trabajo andando sentí algo de dolor en la pierna. Hoy jueves ese dolor ha cambiado a ligera molestia. Pero si me voy a la zona de la rodilla de la fascia lata tengo un punto de dolor

Mi primera pregunta es si llegaré a Leitza, yo creo que si....más que nada porque le voy a dar mucho reposo, algo de bici y un poquito de correr. 

La gran pregunta es si aguantará la pierna los 65 km de Leitza.

Lo peor de todo esto es la cabeza.....sin apenas correr en estos último diez días me pregunto si perderé algo de forma...si podré terminar la carrera....todo esto se suma a las dudas de los barros, los cortes, la distancia etc

Pero bueno la vida es así, es una putada. No quiero emplear términos trágicos ni nada por el estilo porque cuando uno mira a su alrededor fuera de su micromundo se da cuenta que estas batallas nuestras no son nada para las que se libran/libramos de verdad....trabajo, familia, salud, Nepal, etc etc

Gracias a mi amigo Daniel que es un gran fisio y osteopata de Barcelona tengo un plan para llegar a Leitza, un plan lo es todo a estas alturas. Miércoles y jueves descanso. Viernes bici, esa gran desconocida para mi y que debería usar más a menudo y sábado correr un poco a ver que tal. Para todos los días una tabla de ejercicios para reforzar la zona. Si no hay molestias algo más de bici y correr y listos....si siguen las molestias...cortar !! ,-)

Por supuesto no correré Hiru Mendi Trail, una pena. De todas formas espero estar ahí con la familia animando a los corredores. Va a hacer una gran mañana para correr, fresquita y sin lluvia. A todos los que corréis y que  vais a Leitza....Félix, Javi Oteiza etc...tomároslo con calma ,-). Al resto a darle agusto y cuidadín con la "bajada Txirrintxa", hay que llegar enteros !!!.

Espero poder escribiros las semana que viene que he podido correr unos minutos sin molestias.

Un saludo !!

jueves, 14 de mayo de 2015

MARCHA TRES ERMITAS 2015 - XXVI SAKANAKO IBIALDIA


El tiempo vuela y ya hemos tenido una de las grandes citas del año, la marcha de las Tres Ermitas. Por distancia y desnivel sería el segundo mayor reto del año después de Leitza pero intuyo que el Trail Valle Tena de 44km será igual o más duro que esta marcha.

Este año dos novedades en la marcha. La primera, cambiaron la fecha para intentar huir de los barros de otros años. La segunda, se vuelve a hace en el "sentido de siempre", después del experimento del año pasado de hacerla en sentido contrario.

Perfil de la marcha..Txurregi, San Donato, Aralar, Larrazpil, Trinidad
El año pasado realicé la marcha en 10 h, (aquí la crónica) hasta los coj.. del barro y con la sensación de no poder dar un paso más. Mi pensamiento al acabar fue...si no puedo con 55 km ¿como voy a poder con Leitza?.

El cambio de feche supuso cambio de horario...este año se salía a las 6h desde Irurtzun así que a las 4:10 en pie, por supuesto no hizo falta que sonara el despertador.

Otra diferencia fundamental, este año iba a hacer la marcha acompañado por Juanjo (somos amigos desde el cole). Robert también la hará pero a su ritmo. Para las 5:20-5:30 en Irurtzun y ambientazo !! Allí me junto con un montón de caras amigas...Allí estaba Félix, Jorge y Eneko... "del grupo de Ollo", Carlos del blog Cansamontañas, siempre con alegría y una sonrisa , Fernando Zaratiegui un luchador nato, Javi Oteiza ya repuesto de unos días con fiebre, el Edorta...que me confesó que esté año está mejor porque ha conseguido sacar una hora un día entre semana para hacer unas series en cuesta....que grande !! También estaba por allí Roberto Sánchez , que este año está apuntado a todas las marchas.

Robert, Juanjo y el menda
El clan de Ollo, Félix, Jorge, Eneko y yo...
Las cinco y media y ambientazo !!
Todo perfectamente organizado, !!
Además pude conocer a Aritz, compartimos grupo guasap pero no nos conocíamos y además suele escribir también en Trailrunning.es. Se suponía que también íbamos a conocer a Ruper pero no pudo ser, menos mal que el me reconoció en San Donato y pudimos saludarnos medio min.

 A las seis lanzan el cohete y ahi que nos lanzamos todos a sellar la txartela y a salir trotando sin prisa. Había decidido salir sin frontal ya que los primeros dos km son por carretera y sendero fácil

A mi lado oigo un clonc-clonc-clon contínuo. La organización ha dado un vaso de plástico grande a todo el que lo necesite para los avituallamientos. Juanjo se lo ha colocado en el cintura y parece que voy al lado de una oveja latxa. Pasadas unas horas le diré que o se guardaba el bote en la mochila o se lo meto por el culo...optó por guardarlo ,-)

La idea era hacer la marcha sin prisa pero sin pausa, que sirviera como entreno de Leitza pero sin el agobio del dorsal. Enseguida el terreno empieza a picar hacia arriba y en nada nos encontramos subiendo Txurregi mientras amanece....espectacular !! La bajada del Txurregi con mucho cuidado en el primer tramo. Luego ya se puede correr más agusto de camino al primer avituallamiento en el km 10. En esta nos adelanta Antonio Soria !!

El avituallamiento super completo. Se supone que lo abren a las 8 pero son las 7:30 y ya llevan un tiempo ahí. Como cada vez corre más gente y llegáis más deprisa....me contesta un voluntario. El siguiente tramo es una subida continua hasta la Ermita San Donato y hacemos el camino a ratos andando a ratos corriendo.

La bajada con cuidado sobretodo la primera parte, menos mal que no hay barro y las piedras están secas, sino el tema se complica mucho. En una zona de piedra suelta me retuerzo el tobillo, lo primero que pienso es...esto se ha acabado...pero con la inercia de la bajada sigo y veo que el pie se repone más o menos, al principio duele un poco pero sigo. Me pregunto si al día siguiente mi tobillo se resentirá o no...

Llegamos  Uharte-Arakil en 3h30 exactas en el km 25,300, vamos muy muy bien. Bebemos agua de la fuente, repongo mis botellas, como plátano, naranja, tomate con sal (qué gran idea de la organización) y algún gel y de nuevo en marcha a por Aralar.

Subiendo Aralar sufro una pequeña pájara, por primera vez le tengo que decir a Juanjo que vaya algo más despacio. Nada grave pero hay que reducir el ritmo. poco a poco nos va pasando gente y es por primera vez dónde empiezo a sentir el peso de los km. La subida a Aralar engaña, parece que ya estás y......aparece otra subida...cuando parece que si....otra subida.

En Aralar paramos unos 5-7 min, nos hidratamos, comemos....yo me saco un minibocata de pan blanco molde con mantequilla y jamón serrano, acierto total, está de muerte.

Llegada a Aralar, al fin !!
Una buena sombra y un buen avituallamiento, ¿se puede pedir más?
Salimos y encaramos una de las partes más bonitas y corribles del día, la bajada de Aralar, el paso por el valle Ata y la bajada a Madoz. Hacemos casi todo este largo tramo corriendo menos unos minutos que nos tomamos andando por el valle de Ata....en la bajada de Aralar primero se tuerce el tobillo Juanjo y luego yo, gracias a dios sin consecuencias.

Que diferente la bajada a Madoz por un regacho...el año pasado se subía por ahi y estaba lleno de barro y eso lo convirtió en una pista de patinaje. Curiosamente aunque hace días que no ha llovido y hemos tenido altas temperaturas todavía hay algo de barro por esta parte.

Llegada a Madoz y nos espera una fuente y otro gran avituallamiento, lo mismo...plátano, naranja y tomate con sal...

Salimos y toca la penúltima subida del día, Larrazpil...una primera parte por cemento y una segunda parte por bosque. El cielo más bien nubladillo cosa que se agradece. En la bajada hacia Goldaraz creo que nos equivocamos, seguimos la senda amplia...y eso que le dije en varias ocasiones a Juanjo creo que por aquí no es pero no hizo ni amago de parar así que como sabíamos que el camino también llegaba a Goldáraz por allí nos fuimos. 

Llegamos a Latasa, punto de control y último avituallamiento. Es el km 46,200 y faltan 8 a meta con la subida a Trinidad de Erga (+1050 mts), unos 600 metros de subida. A este ritmo en 8h y 10-15 min estaremos en Irutzun. Para el agua hay que ir al baño y no vamos...ERROR !!!! Creo que como veíamos el final cerca ninguno de los dos rellenamos ni el camel ni los botes. Yo si que había rellenado mis bidones en Madoz pero no así Juanjo su camelback, creo que por la pereza de andar sacando y rellenando.

Jorge en un claro posado ,-)
Salimos y saco los bastones por primera vez en el día. En ese momento no veía muy claro que los necesitara pero los saqué más por vergüenza de haberlos llevado todo el día en la espalda y también para entrenar un poco eso de subir con ellos. Al poco de subir veo que Juanjo anda flojo, me pide aflojar el ritmo y eso que ya íbamos despacio. Me pregunta cuanto falta para la cima....le miento y le digo que veinte min. Me pide agua y le doy la poca que me queda. Se han ido las nubes y ahora hace bastante calor.Al rato me dice que quiere parar un rato y le propongo ir muy despacio pero sin parar. Seguimos unos metros pero me dice que necesita parar en una sombra y sentarse un rato. Paramos en un árbol, pasan otros corredores y nos preguntan si estamos bien.

Me da miedo que si la parada es de muchos minutos le deje fríos los músculos y luego le vaya a costar más arrancar y seguir. Después de cinco min arrancamos muy despacito. Cada cinco minutos me pregunta cuanto falta para llegar arriba y le sigo engañando...en diez min estamos. Recuerdo lo que queda y es todavía un buen trozo.

A mi también se me está haciendo la subida larga aunque no paso las penurias de Juanjo. De todas formas en esos ratos las bromas no cesan, esa es la gran diferencia entre ir solo o acompañado...Me acuerdo en algún momento ir cantando los dos la canción infantil...pasito a pasito como un enanito...en esos momentos la cabeza tira de las piernas

Al final llegamos arriba donde hay un puesto de control y nos dan la mala noticia de que no hay agua. 
Las voluntarias de Trinidad muy majas y simpáticas, gracias a vosotras !!


Robert en Trinidad
Nos quedan unos 4 km de bajada casi sin sombra y sin agua, bueno lo más difícil está hecho. Curiosamente es en la bajada cuando noto que mis piernas no van, Juanjo se lanza a correr y me cuesta seguir su ritmo, las piernas están ya tocadas. 

En ese momento pienso el Leitza, igual que el año pasado. El año al terminar tres ermitas pensaba que si me echaran 10 km más en ese momento no podría con ellos. Este año pienso que si, que podría con ellos.

Llegamos  Irurtzun, reto conseguido !! Nos ha costado al final y por eso probablemente lo recordaremos con más cariño aún. Al final 8h35 minutos. He disfrutado y mucho de casi todo el día. La última hora ha sido la más dura pero como me ha dicho Edorta estos días...a todos nos sobran los últimos km de las carreras.

Al llegar nos dan de regalo un par de calcetines técnicos (bien !! una gran idea, en mi cajón no cabe una camiseta más), y caen dos vasos de sidra y dos bocatas de txistorra. Curiosamente no hay agua en la meta pero a mi me sabe a gloria. Allí me junto con Eneko. Si he hecho un tiempo parecido al suyo es que lo he hecho muy bien ,-).

Feliz por el día y haberlo compartido con Juanjo.
Ese Juanjo !!! Una pena que no me acompañes en Leitza
Al rato Roberto nos mandó un mensaje, el también había hecho un gran tiempo 9h30, le debo dos cervezas. Una por su tiempo y otra porque le dije que ni de coña bajaba yo de 9h..


A destacar el día de Edorta, que las pasó putas por dolores gástricos y supo lidiar con un día así y sobreponerse y la gran marca de Aritz 7h50 min

Con Eneko en la llegada

Aparte de haber disfrutado de un bonito día en el monte he sacado algunas conclusiones para Leitza.  Del tema de comer he ido bien, con los geles, barritas y lo que he ido pillando en los avis. Igual me quede algo escaso con la bebida, debería haber bebido algo más. Llevé sobres de Hydrixir larga distancia y solo abrí uno y se quedaron dos en la mochila. Uno más por lo menos debería haber usado. Lleve 4 cápsulas de sales y solo usé dos, contagiado un poco por el espíritu espartano de Juanjo. Una o dos más hubieran hecho falta, cada 1h30-2h. Los minibocatas que me llevé perfectos, a repetir en Leitza.

Suelo ser de llevar en exceso, os dejo una foto de todo lo que me sobró.... para Leitza debo afinar más, sabiendo que además dan geles, siempre dejando un margen amplio para imprevistos. 


Juanjo al acabar me dijo que se tenía que comprar una mochila con botes, son más fáciles de rellenar y que iba a mirar comprarse un reloj con gps....si no me pregunto 50 veces qué kilómetro es y cuanto falta no me preguntó ninguna.

Por cierto, antes de acabar. El masaje que me dió David Hermoso de Mendoza perfecto. Tenía las piernas bien cargadas y me las dejó como nuevas aunque durante la semana las sentí doloridas por el masaje.

Y casi ahi a la vuelta de la esquina Leitza otra vez...antes participaré en Hiru Mendi Trail el sábado anterior. Son 27km y +1200. Igual son demasiados kilómetros para ser el sábado anterior pero se corre por Ezkaba el monte en el que pasó el 80 % de mi tiempo corriendo y además es una carrera solidaria. Espero hacerla tranquilo.

Por último dar las gracias a la Sociedad Iratxo. Espero que les dure la ilusión para organizar muchas más marchas. Igual tanto corredor ha desvirtuado un poco lo que era el sentido de estas marchas, disfrutar de un día tranquilo y largo por el monte.

Ya he empezado a ver de reojo el tiempo de Leitza. A ver si hay suerte con el tiempo.

Un saludo !!!