miércoles, 30 de abril de 2014

MARCHA TRES ERMITAS - XXV SAKANAKO IBILALDI HANDIA

Cuando hace años cayó en mis manos el programa de Marchas de Montaña de Navarra, enseguida mis ojos se fueron instintivamente a la marcha más dura...la famosa Marcha de las "Tres Ermitas" con más de 52 km y 3100 metros positivos de ascenso. Se llama así por pasar por la ermitas de Trinidad de Erga, San Miguel de Aralar y San Donato. Hay que decir que además de esas cimas/ermitas se pasa por la cima de Larrazpil y Txurregi. Me pregunté si alguna vez sería capaz de hacerla...


Este sábado ahí estaba en la salida junto Javier, Kike y otros 1000 participantes.  Es increíble, la más dura, con un pronóstico de tiempo no del todo bueno y es la marcha con más participantes y seguro que de las pocas que llena el cupo.

Material: Zapatillas:La Sportiva Ultra Raptor, Mochila: Salomon Skin-lab 12, Mallas: Gore running wear Cortavientos: Salomon Fast Wing Hoodie. Camiseta: HG active plus, Geles Overstims(2 Energix, 2 antioxydant, 1 coup de fuet, 1 Red tonic), barritas Ovrstims y en el camel 1 litro bebida Gold Nutrition Premium. Llevé también sales de Victor Endurance pero las perdí todas ,-)

Allí nos plantamos a las 6 de la mañana, lo que supuso levantarse a las 4:50, lo que viene siendo un clásico en los últimos fines de semana.

Veo un montón de gente y me sorprende ya que a través de la pagina de la Federación Navarra de Montaña nos habíamos inscrito unos 130 y aunque se podía inscribir el mismo día de la prueba suponía que entre todos no íbamos a superar los 300 0 400.

Mi idea era tomarme esta marcha como una prueba de cara a la carrera de Leitza, en la que me probaría a mi mismo (sobretodo mi cabeza) en una distancia tan larga y con tanto desnivel, probaría el material que quiero llevar y sobretodo la alimentación. Quería hacerla en unas 9 h y llegar sobre las 15:30....Le previsión del tiempo era de tiempo revuelto con algunas lluvias sobre las 10 de la mañana y sobretodo a partir de las 2-3 del mediodía.

Antes de salir saludo a Gorka y Félix. Para Gorka Rípodas esta marcha será casi el punto final de su preparación para Transvulcania, mucha suerte !!! Félix tiene como gran objetivo la Camille Extreme, seguro que la hace muy bien conociéndole. Tuvo la suerte de poder compartir esta marcha con amigos algo que yo eché de menos.

Suena el cohete a las 6:30 y salimos todos andando del frontón. No hay prisa, no es una carrera y además se empieza con una subida sin cuartel a Trinidad de Erga, este año no a la ermita y si al buzón de la cima. Vamos todos en fila con cierta claridad que permite ir sin frontal. A los 5 minutos se va Javier y ya no le veré en el resto del día, él se está preparando para el Ultra de Apuko (90 km y +6000 mts este próximo fin de semana) y necesita ir a su ritmo.

La primera subida se hace a gusto, disfrutanto del amanecer y del ambiente, sin agobios. El único problema es que paso calor, me sobra el goretex. Ni en la subida ni en la bajada es momento de parar así que iré con el puesto hasta el primer control en Latasa. Bajada muy agusto.

En Latasa control y para no programada para quitar el goretex y poner cortaviento encima de camiseta. El tiempo de momento perfecto para disfrutar del monte, seco y algo fresco. En Latasa coincido con Orlando, gran corredor y montañero recién salido de una  lesión que le impidió a correr el Maratón de Donosti y sin entrenar se atreve con esto

Tomo una barrita energética y salgo. Subida a Goldaratz y Larrazpil, tenía mucha curisidad por esta subida. Muy bonita, para repetir algún día con familia o en solitario. Todavía las piernas frescas y se sube bien. Bajada rápida a Madotz, como ya había avituallado en Latasa opto por seguir en cuanto me sellan la txartela y me tomo un gel.

Cuando estoy esperando a sellar escucho como se saludan dos....y después de los saludos y demás uno le pregunta al otro "oye, pero tú no solías hacer estas cosas corriendo" y responde el otro.."Pues si, la estoy haciendo corriendo, ¿por que??" y el otro "No, por nada, como yo voy andando y no me has adelantado ". Lo que me reí.....Y ojo, el chaval que iba andando iba a una leche que no os la podéis imaginar andando, tanto bajando como subiendo, ritmo alto y sobretodo constante. Nos fuimos adelantando durante casi todo el día hasta Uharte Arakil, dónde me pasó subiendo y ya no lo volví a ver.....para pensar, ¿no?

De Madotz a San Miguel de Aralar por el valle de Ata, precioso, tampoco lo conocía. Por una pista en falso llano que va picando algo hacia arriba durante varios km y que consigo hacer corriendo, muy contento. Luego ya comienza la subida propiamente a Aralar y toca andar y empezar a lidiar con el barro de una forma más seria. Al rato se pone a llover, son las 10 de la mañana, puntualidad británica !!. La subida no es dura pero la lluvia arrecia, fue el momento del día con lluvia más intensa. Decido no parar a poner Goretex ya que queda como 10-20 min a Aralar y allí ya haré la parada con cambio.

Llegada a Aralar, parada y fonda ya que era la parada prevista para comer agusto. Sandwich de jamón ibérico con margarina y trozo de pastel energético. unos pocos min de relax, alguna conversación, poner Goretex y al tajo de nuevo....

Al poco de salir deja de llover, mi Goretex y el tiempo no están muy sincronizados. Decido que hasta Uharte no paro a cambiarme. Bajada con tiento por el barro, se ven las primeras chufas y resbalones....y claro...en una de estas voy yo, pequeño resbalón sin consecuencias.

Llegada a Uharte-Arakil, control y paro a reponer botella con bebida Total Recovery de Victor Enduranc.

Salgo y durante dos km nos aproximamos por una pista ancha y siempre picando hacia arriba a San Donato. Algún minuto corriendo pero la mayoría andando. Mi referencia son las personas que llevo delante y detrás, no voy mal pero veo que los grupos de personas que van a la par mío me adelantan y se van. Al rato acaba la subida tendida y empieza un subida dura dura, en 2-2,5 km se sube unos mil metros. Empiezo a subir y no voy, me tengo que parar a tomar aire....empieza mi calvario.

Intenté coger un ritmo suave  pero constante pero ni por esas, a cada rato me tenía que parar. Y si no era a reponer aire era para dejar pasar a personas que venían mejor que yo, usease todas....No es que dolieran los gemelos o los sóleos sino que simplemente no iba. Es duro ver como te van pasando una y otra vez, algunas con ritmos altos y otros con ritmos bajos pero constantes.  Es una senda super estrecha y la única forma de que te adelanten es echándote a un lado...pues así una y otra vez. El último tramo de subida lo hice un poco mejor y tras una hora de subida llegamos al portillo. Arriba viento y niebla, toca abrigarse un poco. La subida no ha terminado ya que hay que ir a la ermita y el camino son 1,5-2km en los que se asciende 100 mts.

En la Ermita sellado, cinco min de parada y salida. Hasta la fuente (siguiente control) son unos 7 km de bajada continua entre piedras, dónde a veces era fácil poner el pie y otras te preguntabas cómo era posible salir de allí vivo sin un esguince de tobillo. Contento por este tramo, con la paliza que ya tenía a mis espaldas y el pinchazo en la subida pude correr los 7 km casi enteros. ¿A qué ritmo se corre en esas circunstancias? El km más rápido salió a 6:35 y el más lento a 8 min/km, la mayoría a siete y algo...

Llegada a la fuente y último control y avi antes de meta. Es el kilómetro 42, en teoría solo quedan 10 para el final con la tachuela del Txurregi de por medio.No se porqué pero no abrí la mochila para comer, comí naranjas, frutos secos y un vaso de coca cola.....lo vi a mano y me lo bebí, creo que es la primera coca cola que tomo en año y pico y desde luego la primera vez que la tomo en la montaña....de todas formas no se abrió la tierra bajo mis pies ni me cayó un rayo del cielo.

Cinco min y fuera....a por la última etapa. Tres kilómetros de falso llano donde fui andando y encaré la subida final del día , Txurregi. Unos 250 metros de ascensión en un kilómetro. Se hizo duro pero mi ritmo fue bien, nada que ver con la subida a San Donato.  Subida dura y con barro. Llegada a la cima. Mi cabeza dice, ¡¡ reto conseguido!! Ya todo para abajo...La bajada de Txurregi peligrosa, tiene mucha pendiente y con agua y barro ni os cuento. El que conozca el monte ya sabe de lo que hablo. Muy resbaladizo con piedras pequeñas, la gente bajando casi en cuclillas.....De forma lenta, casi tanto como la subida, voy bajando salvando el tipo. Un pequeño resbalón pero en líneas generales bien. Cuando llego al collado que separa Txurregi de Gaztelu me digo, ahora si que está todo hecho....

Pues bien, estos tres kilómetros de bajada fueron los más penosos del día por el barro. Un barrizal enorme en un tobogán dónde había poca o ninguna posibilidad de ir por otro lado aún a costa de salir con las piernas llenas de rozaduras y sangre. Como digo un tobogán que cuando lo ves dices.....me la voy a pegar, y así fue. Ahí si que cayeron dos buenos golpes, uno muy acrobático en el que el cuerpo se giró en el aire y otro que tuve la ¿mala? suerte de dar con el brazo en una piedra, pensándolo bien también hubiera podido dar con la cabeza. Al cambiarme en Irurtzun comprobé que tenia una herida con sangre en el codo.

Me cabreé mucho, me dije que era injusto este barrizal cuando ya daba casi el día por terminado. Creo que mi cabeza no estaba preparada para semejante lodazal al final del día. Al final salgo del lodazal y encaro los últimos 3 km que son por carretera. El barro me ha quitado hasta las ganas de correr. Arrecia la lluvia. Miro el reloj y veo que voy a hacer entorno a las 10 horas. Estoy contento por lo que he hecho en el día pero extrapolo los ritmos a Leitza con 65km y +3500 mts y veo que voy a tardar mucho más de lo que pensaba y me da un poco de bajón. Con este tiempo en Leitza tardaría unas 11h y media en terminar la carrera.

Al final me alcanza uno que viene corriendo y vamos juntos un kilómetro. Es un habitual de las Tres Ermitas y me cuenta cómo el año pasado vio como a uno le tenían que orinar en las manos por un problema de congelación como el mío en Izaga....me sonrió y me acuerdo de los sobacos de Javier. Al final paro a andar y él se va a intentar alcanzar a un amigo que va delante. Llueve bastante. Ya en Irurtzun un poco de callejear y al frontón...fin de la etapa. Mi reloj dice 10 h y 7 min desde salida.

Estoy contento y lleno de barro...las piernas, las mallas, el cortaviento, las manos.... de hecho me tienen que sacar la txartela de la bolsa. La gente tiene barro en piernas pero no veo a ninguno en mi estado "Peppa Pig" Veo a los que están a mi alrededor y no veo a Javier, en pleno barrizal oí varias llamadas y una de ella era de él. Menos mal que fuimos en coches diferentes. Cojo mi bocata de Txistorra y me voy un rato a la grada feliz a comer y observar los que llegan.
Estoy contento con mi día. Hace solo un par de años esta marcha era un sueño inalcanzable. Me he encontrado bien físicamente y mentalmente no he tenido ningún bajón de querer renunciar y volver a casa.

El tema de hidratación y alimentación ha ido perfecto. De los 6 geles tomé tres, hubiera tomado alguno más pero me dio pereza parar y abrir mochila, para Leitza procuraré llevarlos mucho más a mano. Iré reponiendo los geles que llevo en los bolsillos de las mallas. De las cinco barritas tomé dos. De los dos sandwich de jamón solo tomé uno. Ni dolores de tripa, ni sensación de hambre ni de haberme pasado de comida. Creo que para Leitza podré aligerar más la mochila y si no tengo que llevar el Goretex mucho mejor.

Las zapatillas muy bien, ni una sola ampolla. Eso si, antes de salir me había dado vaselina por los pies para ayudar a evitar rozaduras, creo que es indispensable. La zapatilla me protegió muy bien los pies y solo recuerdo un piedra que al pisar noté como si me la hubiera clavado en la espina dorsal.

Cambiado de ropa pero sin duchar me fui para casa, en teoría teníamos un cumple a la tarde y ya llegaba tarde con el coche. Yo llegaba a casa habiendo hecho una de las mayores proezas deportivas de mi vida y me recibieron como si hubiera bajado a comprar el pan jejeje. Lo bueno es que me tenían una gran comida preparada.... Como soy de buen comer agradecido acabé con todo lo que veis en la foto más los postres...

Y como decía mi padre las aventuras no acaban hasta que uno no limpia sus botas, en este caso las zapatillas....costo lo suyo sacar todo ese barro. Por cierto, si alguno piensa comprar estas zapatillas no las compreis en color amarillo....enseguida cojen un tono verdoso que no hay forma de quitar.
A frotar y frotar....
Y ya sólo queda un mes para Leitza, mi gran objetivo. Bajando por al lodazal en algún momento se me pasó por la cabeza decir que me había torcido un tobillo y renunciar a la carrera viendo los tiempos que iba a hacer. La idea enseguida se fue, estoy apuntado y la haré. Daré lo mejor de mi y si eso me lleva a los puestos finales no pasa nada. El objetivo era prepararla, hacerla y terminarla.

Me gustaría disponer de más tiempo para salir a correr, me gustaría poder salir más días, me gustaría tener 8 años menos, me gustaría haber conocido el trail mucho antes. Pero tengo 44 años, una familia maravillosa que necesita mucho de mi tiempo y esto es lo que hay.

Este próximo sábado corren Javier y Kike la ultra de Apuko...yo pensaba que era al fin de semana siguiente. Kike acabó con molestias y a ver qué le dice el fisio. Vaya dos campeones meterse esta paliza el fin de semana antes.

Y en breve Gorka en Transvulcania. Dicen que una de las carreras más bonitas y mejor organizadas, la isla se vuelca con la carrera y los corredores. Mucha suerte !!

Ya veo en mi plan mensual Leitza ahí al final. Queda un último esfuerzo, intenso pero último. El punto culminante es el fin de semana del 17-18 mayo dónde debería salir 3 veces en dos días, los famosos entrenamientos fraccionados que me fueron tan bien para el Maratón de Donosti.

Espero ser más puntual con las entregas del blog, a un lector le debo una entrada dedicada a la mochila.

Un saludo !!

viernes, 4 de abril de 2014

MARZO CON LLUVIAS.....BUEN AÑO DE ALUBIAS....

Este pasado mes de marzo ha sido variado en cuanto a esto del running. Lo empecé con la quedada Roncesvalles-Pamplona y las sensaciones de llegar fundido a Pamplona, no justo, ni cansado.....fundido. Recuerdo haber acabado ese día y pensar.....si con 45 km y solo + 500 mts de desnivel positivo estoy así..... ¿Cómo voy a hacer la carrera de Leitza (+65 y +3500)?

Alguna vez leí o ví en el programa del gran Punset que el cerebro humano está programado para olvidar lo malo. Si esto lo lee mi mujer ya sé lo que estará pensando, que mi cerebro (aparte de minúsculo) está programado para olvidar casi todo...

Digo esto porque en este momento mis impresiones son diferentes. Sufriré en Leitza pero espero hacerla con cierta dignidad y llegando en bastantes mejores condiciones de las que llegué a Pamplona el día de Roncesvalles. Quiero pensar que la Roncesvalles-Pamplona me llegó muy temprano en mi preparación y que todos los kilómetros que he recorrido desde entocnes y que voy a recorrer me van a ayudar a hacerla bien.

Los datos de los meses del marzo y anteriores son:


De lo que ha sido marzo, me quedo con estos días....

Domingo 9 marzo, justo una semana después de la debacle de "Iwo Jima"...salida con Pachi, 3h4', 25 km y +1000 mts con subidas a Eltxumendi y Ezkaba. Super agusto y totalmente recuperado.
Desde buzón Eltxumendi al fondo Ezkaba
Martes 11 marzo, un día para el recuerdo. Tocaba hacer series en Ezkaba. Para los que conocen la zona fui a donde están los autobuses COTUP y de ahi hacia arriba, series de 750-1500-3000 mts. Hay que decir que jamás había subido la cuesta completa sin pararme algunos segundos a andar. Este día lo conseguí. Y no solo eso....en la última serie por poco (falta de tiempo) me planto en la cima de Ezkaba, subidón total.

Jueves 13 marzo. Hace unas semanas habíamos ido de casa rural a Ochagavía.  Yo salí el domingo a correr temprano y mi mujer se quedo con ganas de haberlo hecho. Asi que ese jueves nos cogimos fiesta los dos y nos fuimos a Ochagavía (precioso pueblo, además es el pueblo de la madre de Novatillo) para correr. Además ese día los dos estrenamos zapatillas. Yo mi regalo de cumpleaños La Sportiva Ultra Raptor y Leonor unas Asics Trabuco. Las zapatillas nuevas solo las he usado ese día así que mi impresión me la guardo para cuando lleva más kilómetos. Pasamos una gran mañana en el monte y conseguimos llegar a la cima de Abodi que a mi se me había resistido por mal tiempo. Leonor en su linea....una campeona...2h56', 21 km y +926 mts.

 Domingo 16 marzo "El día de los tres buzones". En solitario y muy temprano porque Leo trabajaba ese domingo hice Eltxumendi-Ezkaba-Ezkaba txiki.  3h43', 32 km y +1.048 mts. Muy contento, como llegaba unos minutos tarde los últimos km por debajo de 5min/km, llegué con fuerzas.

Jueves 20 marzo, 12 x 1.000 en llano. Un día de calor a las 15:30 del mediodía. Sin pena ni gloria pero hechas.

Domingo 23 marzo, Peña Izaga. Es ese domingo que nevó. Lo que pasa es que decían que el tiempo se estropearía más hacia al mediodía. Salimos temprano Javier, Pachi y yo...No pensaba llevar el goretex porque como digo las precciones eran bastante buenas para la primera parte de la mañana. Al final lo llevo porque en Pamplona estaba lloviendo cuando en teoría no tocaba. Ya camino de Idocin cae nieve+agua nieve. Ese día fue un caos seguir la ruta del gps, con la nieve que había caido no se veían los senderos y acabamos todos con las piernas llenas de arañazos y sangre de atravesar matorrales y zarzales. Lo peor es que arriba hacía muchísmo aire.Si corres por monte sabes que algún día te vas a llevar un susto. Pues este día me lo llevé....La ruta nos llevo durante muchos minutos por una zona alta muy expuesta al tiempo y se me congelaron las manos. Ya me había pasado un par de veces pero mucho más light y por eso había ido comprando modelos de guantes cada vez mejores. Para la Ronces-Pamplona compré estos guantes Gore running wear Mythos softshell que la verdad creía suficientes para casi cualquier circunstancia.

La mano derecha se me quedó totalmente congelada. No podía utilizarla para mover botones del gps (y menos cambiar una pila si hubiera hecho falta), ni para desabrochame la mochila para coger algo de abrigo o comida. Hasta que no te pasa no descubres los peligros de algo así. En la ermita de Izaga, a resguardo en una pared, Javier se abrió el chubasquero y metí las manos en sus sobacos  para que entraran las manos en calor. Me vino muy bien y a los minutos pudimos continuar......Os podeis imaginar las risas y comentarios por haber hecho esto jeje (confirmo que no me ha salido ningún hongo io liquen en la mano).  Javier llevaba el labio superior tambien medio congelado y Pachi sufrió mucho en la cabeza porque llevaba una cinta y un chubasquero fino que le protegieron poco. Y eso que hablamos de Peña Izaga, con "solo" 1360 mts y que sabes que en 20 min ya estás a salvo. Así fue, pasamos de un infierno en la cima a tiempo en calma y protegidos del aire en apenas 15-20 min.

Ese día los pies no sufrieron nada a pesar de estar calados, las piernas bien a pesar de las mallas piratas, el cuerpo y cabeza bien por el gore y las manos....está claro que para otra ocasión deberé protegerlas más... Sopeso llevar unas manoplas impermeables para llevar encima de guantes con malas condiciones.

El amigo Javier con pataloneta, con dos palitos.
Jueves 27 marzo, series en Ezkaba 4 x 1700. Con esfuerzo y calor pero conseguidas.

Y este próximo viernes hay una nueva quedada popular para hacer parte del recorrido de la carrrera Hiru Mendi Trail. Serán 20 km en su mayoría nocturnos por Miravalles, Narval o Larzabal y Ezkaba en muy buena compañía...Gorka, Félix, Javier Aristu y otros

Hay que ir sumando kilómetros y desnivel. La verdad es que me encuentro bien, motivado. Igual demasido motivado, me explico....Le he cogido tanto gusto a eso de salir los domingos a hacer horas y horas por rutas nuevas que ya una salida de 2 horas me parece corta y me frusta, y claro..no todos los domignos uno puede salir sin hora de vuelta, de hecho son los menos. No paro de soñar e imaginar rutas por diferentes montañas...

Entre los planes pendientes inmediatos está ver amanecer algún domingo desde la cima de San Donato...quizás el monte más especial para mí ya que era el favorito de mi padre y subimos a su cima unas cuantas veces juntos.

Mi objetivo para abril es intentar llegar a los 330 km y a los + 9.000 mts ascenso...

Y antes de despedirme, contar la gran aventura de Javier, que en marzo se lanzó a hacer en solitario todo el recorrido de la GR220 alrededor de la cuenca de Pamplona, 119 km y + 5.000 mts. El día antes de la hazaña había escondido algunas bolsas con comida y agua . Salió de Ezkaba a las 15:30 de un martes y la aventura acabo en Erice a las 7:30 de la mañana. No completó toda la vuelta porque el terreno se le hizo muy espeso con muchos pasos por pueblos y demasiado asfalto en la ruta, pero vamos se quedó a falta de nada...hizo unos 100 km y +4.000 mts

La semana que viene hay entrada en el blog sorpresa....